segunda-feira, 22 de outubro de 2012

Transmedia infantil y juvenil (I): Érase una vez una historia que nació en la televisión y creció en otras plataformas...

Compartilhamos para reflexão texto dos Gionistes en Acció em dois posts. Vale a pena ler e refletir com educadores, produtores audiovisuais, escritores, desenvolvedores de softwares, alunos e como usuários. Afinal, como são criadas as novas histórias infanto-juvenis da atualidade?

Publicado por 

La narrativa transmedia aplicada a los contenidos infantiles y juveniles es una nueva forma de contar historias a través de diferentes plataformas: películas, series, webs, redes sociales, smartphones … Los diversos formatos actúan como “piezas de un rompecabezas” que encajan entre sí, constituyendo un todo(Transmedia) más satisfactorio que la simple suma de las partes(Multiplataforma). Los productores, cadenas de TV, educadores … están descubriendo las ventajas del Transmedia, que permite que el público participe, recoja y conecte las distintas piezas que lo conforman. Al mismo tiempo, los espectadores también sienten que la historia es más real, consiguiendo formar parte de una experiencia única.

El año pasado, diferentes webs de fans de Harry Potter informaron al unísono de que JK Rowling tenía una noticia importante para todos los seguidores del personaje. Para descubrir de qué se trataba, debían localizar diferentes mensajes ocultos en Secret Street View, una web creada para la ocasión e integrada en Google Maps. Los mensajes remitían a un canal de Youtube donde aparecía una cuenta atrás. Finalmente, Rowling reveló en un vídeo  que estaba a punto de aparecer una nueva plataforma llamada Pottermore. La divulgación misma del proyecto es ya toda una declaración de principios Transmedia. Pottermore es, según sus creadores – la agencia interactiva TH_NK  y Sony-una experiencia on-line que no se parece a ninguna otra y que permitirá a  los fans interactuar con la historia y compartirla.
Por su parte, Disney está intentando crear una vivencia Transmedia que pueda ser tan intensa para los fans como visitar uno de sus parques temáticos. La ventaja del transmedia es evidente: a través de los medios interactivos on-line, Disney puede llegar a un público potencial mucho más amplio. De momento, sus sites Club Penguin  y Create   están creciendo día a día en aplicaciones que permiten una mayor interactividad.
La generación digital de hoy será la de los consumidores activos de los medios de comunicación del mañana. El Transmedia, por su naturaleza, permite establecer múltiples puntos de vista sobre una historia o evento. Facilita que los más jóvenes exploren perspectivas diferentes de las habituales. Los educadores perciben que se puede convertir en una herramienta muy eficaz para aprender y reflexionar de forma interactiva. Esto quedó de manifiesto en el reciente Transmedia Living Lab de Madrid, donde el tema ‘Transmedia y niños’ protagonizó una jornada completa.
The Time Tribe”  es una aventura que explora las posibilidades del transmedia en la educación. Presenta el viaje en el tiempo de un grupo de niños entre 8-13 años y ofrece la posibilidad de revivir algunos de los momentos más emocionantes de la Historia. La experiencia combina la narración en serie, los juegos de aventuras, redes sociales… Sus creadores quieren fomentar la idea de que la Humanidad siempre se ha enfrentado a problemas similares a lo largo del tiempo y el espacio.
Los niños han crecido con la tecnología: esperan la información en cualquier lugar y en cualquier momento. Su consumo televisivo cada vez disminuye más. Una serie de animación tiene que luchar contra un montón de ofertas lúdicas. Por eso no es extraño que las repeticiones de los episodios no resulten suficientemente atractivas para el público infantil. Un planteamiento Transmedia permite fidelizar a la audiencia más allá de la emisión de una serie.
La alianza con las redes sociales ha permitido que productos televisivos que habían perdido adeptos puedan resurgir con fuerza. El último éxito de “The Muppets” (Teleñecos) se remontaba a 1979 con “The Muppet movie”, desde entonces habían iniciado una lenta pero inexorable decadencia. No fue hasta el años 2009, con “The Muppets: Bohemian Rhapsody” – se convirtió en vídeo viral y ganó 2 webbies – que la franquicia creada por Jim Henson comenzó a remontar de la mano de YouTube, Facebook, Twitter y Google +.
Incluso, las mismas cadenas de televisión quieren fidelizar a su público a través de otras pantallas. Nickelodeon creó a finales del 2011, Nickmom  un proyecto multiplataforma que incluye una revista, redes sociales, web para compartir vídeos y fotos, un blog …
Algunas editoriales y escritores están incorporando elementos Transmedia en sus historias para alentar a los jóvenes a entusiasmarse por la lectura. El autor Patrick Carman  por ejemplo, define su última creación Dark Eden‘  de la siguiente manera … “No es una novela, no es un libro de audio, no es una película, es … las tres cosas a la vez. “
El fabricante de juguetes Mattel ha utilizado la premisa “no ser perfecto no es nada malo” que define a su franquicia Monster High para crear (además de las muñecas): una línea de ropa, una colección de libros, programas especiales de TV, webisodios animados que ya han tenido más de 80 millones de visionados … Incluso, ha dado el salto al mundo real participando en una campaña contra el bullying  infantil  en las escuelas.
El Transmedia también es, evidentemente, una forma de amortizar las inversiones económicas en la creación de los contenidos. Los productores, como es natural, desean que sus franquicias creativas sean operativas en el máximo número de plataformas posibles.
Pero queda una pregunta por responder: ¿todos los mundos de ficción, todas las historias y todos los personajes son aptos y tienen suficiente entidad y potencial como para crear un Storyworld  Transmedia a su alrededor?

Fonte: http://storytalaesp.wordpress.com/2012/06/28/transmedia-infantil-y-juvenil-i-erase-una-vez-una-historia-que-nacio-en-la-television-y-crecio-en-otras-plataformas/#more-145

Nenhum comentário:

Postar um comentário